Lunes, 22 de Octubre de 2012 15:56

Enrique Caraza González

por  D'Cuco
Vota este articulo
(0 votos)

Enrique Caraza González "Curricán"

Enrique nacio en 1930, en Toluca y se inicio pescando en el rio Lerma. Pescaba truchas en un rio que hoy está totalmente muerto, contiene materiales pesados, arsenico, etc, no comple ningún parámetro de ninguna norma, es el gran canal de desecho de la Cd. de México.

Este río llevaba los escurrimientos del valle de México, incluyendo el agua de sus volcanes y sus grands lagos, hasta el lago de Chápala y de ahi´seguía su rumbo, pasando por Guadalajara y finalmente salir por allá en Nayarit el gran Océano Pacifico. Esas aguas cristalinas se iban uniendo con otros tributarios y nutrían las tierras fértiles de toda esa región. Los ojos de nuestro de Enrique vierno como esas aguas se convirtieron de transparenes a obscuras, de llenas de vida en totalmente muertas, sin embargo, el solo recordaba las truchas hermosas que pescaba de niño ahí.

Años más tarde se mudaron sus padres a la Cd. de México y ahí sigió pescando en el Lago de Chapultepec, donde cuenta que pescaba carpas; a escondidas del velador quien a veces lo correteaba. Si vieran el agua del lago de Chapultepec hoy pensarían que es una sopa de espinacas enorme. Enrique solo recordaba que las carpas "eran de colores".

Después de mudarse a los Estados Unidos, donde siguió pesanco con más ahínco y sospecho que más conocimiento y técnica, regreso a México, primero al D.F. donde salía a pescar en un bote de aluminio con un 15HP que transportaban en un Vocho. De ahí, se fue a vivir y trabajar a Monterrey, lugar donde encontró y fincó su residencia permanente. Encontró amigos y lugares excelentes para pescar y cazar.

Ahí sus ojos vierno el gran potencia que la pesca empezó a tener, especialmente hacia finales de los años 80's cuando los torneos de pesca se volvieron competitivos y las técinicas de pesca de la región ya se volvian insipientemente sofisticadas, sus ojos vieron la transformación de los torneos de troleo por los de casteo, los del lobina muerta por los de peso acumulado, los de uso de persogas o ristras por los de lanchas con viveros automatizados, y muchos más, pues también vieron la transformación tecnológica de embarcaciones, motores, cañas y carretes, en fin.

Enrique, sin duda vio y vivió una transformación constante de su deporte favorito, pero no lo hizo como un espectador inmóvil. Pör el contrario se motivo y fue parte fundamental de los cambios, cambios que hoy moldean el rostro y la actividad de la pesca deportiva, al menos en el Noreste de México. Fue representante de la IGFA (International Game Fish Association) en México por muchos años, miembro de la Federación Nacional de Pesca Deportiva A.C., Juez reconocido en muchos torneos de talla internacional. Como asi fuera poco, fue ejecutivo de Parques y Vida Silvestre de Nuevo Leon, institución que se dedida a estudiar, administrar y conservar la flora y fauna y el manejo de los embalses y pesca del estado de Nuevo Leon. Esta inistitución logro un denominado "Manteniendo las lobinas Vivas", que se repartirá gratuitamente entre los pescadores deportivos. Este es un magnifico legado a las presentes y futuras generaciones de pescadores no solo por sus valiosos consejos técnicos y prácticos en ese sentido sino como testimonio de la preocupación del pescador contemporáneo por la conservación de esta especie. Colaboro intensamente con la orgaización BASS de los Estados Unidos para realizar en la prensa El Cuchillo en N.L. el que quizá sea el más avanzado e importante que se haya realizado en México para el monitoreo y administración de un embalse dedicando a la pesca deportiva.

Para rematar, Enrique compartió su vida y experiencias de la pesca en más de 20 años de colaborar en diferentes periódicos y revistas de circulación nacional e internacional. Estos espacios le dieron a su voz una dimensión de gigante y le permitieron definir la ruta a seguir en muchos de los temas que hoy damos por sentados... no le fue fácil.

De su "escritorio" salieron muchas veces reclamos que incomodaron a más de uno, sobre todo a autoridades pero también a pescadores que reclamaban volver a las practicas del pasado y no comulgaban con ideas progresistas de Enrique, estamos hablando de ideas que empezó a difundir ¡hace 20 años! "Libera la pesca del futuro" fue su lema de batalla.

Hoy volteo a ver al espacio vacío donde iba su colaboración, pero reflexiono que ¡no está vacío?, se encuentra lleno de artículos y comentarios, reflexiones, anécdotas, críticas y felicitaciones, se encuentra lleno de las vivencias que pasaron por sus ojos y que encontraron forma en la palabra que siempre difundió desde ... "El Escritorio del Curricán"

Enrique, hasta la próxima marea.

Ultima modificacion el Lunes, 22 de Octubre de 2012 17:26