Historia de Agencia de Cambio D'CUCO

Agencia de Cambio D'CUCO nace en el año de 1990 como una empresa familiar, siendo la primer empresa formal de este giro en Río Bravo, Tamaulipas.


Casa de Cambio D'CUCO en 1990.

En 1992 debido a cambios en la legislación dejamos de ser Casa de Cambio para convertirnos en la Agencia de Cambio D'CUCO.
A partir del año 1995 nos encontrábamos en la transición de ser una empresa familiar a ser una empresa estructurada.
Por otra parte el sector en el que competíamos estaba pasando por momentos difíciles de Desacreditación ya que a raíz del caso Casa Blanca en mayo de 1998 el Sistema Financiero tachaba por igual a todos los Centros Cambiarios del país de lavado de dinero ante la falta de regulación en sus operaciones por parte de las autoridades financieras trayendo como consecuencia la cancelación de todas las cuentas por parte de la banca comercial.

Por nuestra parte manteníamos una Empresa sana, cimentada en valores y con un estricto apego al marco legal, lo cual nos ayudo en la apertura de una cuenta bancaria.
A inicios del año 2000 abrimos una nueva sucursal, pero no teníamos un sistema administrativo formal y explicito. Todo esto nos obligaba a institucionalizar la empresa.

Ese mismo año Agencia de Cambio D'CUCO es analizada mediante el programa de CRECE Tamaulipas y al siguiente año documentamos los procesos operativos siguiendo los criterios de calidad del ISO9000 con la ayuda de COMPITE, pero aun debíamos colocar al factor humano en el centro de nuestra Empresa, poniendo especial interés en los colaboradores dado que el producto que se maneja es dinero en efectivo es fácil caer en falsos espejismos, ellos tenían que estar conciente de eso y el mejor camino era promoviendo un ambiente sano mediante la comunicación y la capacitación, evitando con ello su participación en actos de corrupción, cohecho u operaciones ilegales.


Sra. Oralia González y Sr. Refugio García
fundadores de Agencia de Cambio D'CUCO

Durante la búsqueda de un sistema administrativo que se adaptara a nuestras necesidades se contemplaron varios caminos:
Primera opción. Seguir la corriente de la mayoría, no cambiar hasta que todos lo hagan y medio cumplir con la ley, pero esto no iba con nuestros principios. Segunda opción. Pertenecíamos a la Asociación Nacional de Centros Cambiarios que estaba desarrollando un sistema de autorregulación con objeto de tener una mejor imagen del sector frente al sistema financiero, pero sentíamos que era superficial y que no atacaba de fondo el problema.
La tercera opción llego mediante la publicidad en una revista especializada del Primer Congreso en Responsabilidad Social e Integridad organizado por COMPITE, llamándonos la atención este nuevo concepto e invitándonos a conocerlo más a fondo. Eligiendo la tercera opción por las siguientes razones:

El programa se centra en el factor humano, lo cual satisfacía uno de nuestros principales objetivos.

Asimismo marca la pauta para establecer las políticas sobre las relaciones entre las partes interesadas, lo que nos proporcionaría un sistema de administración basado en valores y buenas prácticas de negocios.

Las medidas anticorrupción nos proporcionarían las herramientas para establecer políticas eficientes de prevención del lavado de dinero y de actos de corrupción. Nos daba la oportunidad de posicionarnos ante la sociedad como una empresa preocupada por el medio ambiente y el bien común.

Implementando el sistema a través de COMPITE obteníamos los beneficios económicos que la Secretaria de Economía otorga para las pymes.

En medidas de prevención de lavado de dinero, antes del año 2004, los centros cambiarios que ejercían profesionalmente la compra – venta de divisas no eran regulados, inspeccionados ni vigilados por ningún órgano de gobierno, este hecho vulneró al sector ante el problema del lavado de dinero.
Las leyes en la materia en el año 1999 pedían tener conocimiento del cliente en operaciones a partir de diez mil dólares y en el año 2002 se estableció como limite máximo de operación la cantidad de diez mil dólares diarios por cliente, así como se elimino la posibilidad de hacer operaciones a través de transferencias bancarias; pero no había ninguna autoridad que estuviera pendiente de su cumplimiento. Agencia de Cambio D'CUCO, puso en marcha un programa donde tomábamos conocimiento del cliente en operaciones a partir de tres mil dólares, aún antes de implementar los lineamientos de Responsabilidad Social e Integridad.

Con la implementación de los lineamientos durante el año 2003, nos vimos en la necesidad de conocer más sobre el tema del lavado de dinero y ante la falta de regulaciones en nuestro sector, analizamos ¿qué medidas estaban tomando los bancos y las casas de cambio?, ¿cuáles eran los requerimientos del Grupo de Acción Financiera Internacional? y ¿cuáles eran las medidas que observaban nuestros similares en los Estados Unidos?, esto más la experiencia obtenida en nuestro anterior programa de “Cliente Frecuente” fueron las bases para elaborar nuestra primer política sobre prevención del lavado de dinero, en la cual tomábamos conocimiento del cliente a partir de mil dólares, hubo tres razones para optar por mil dólares, primero homologar con nuestros similares en los Estados Unidos ya que al estar nosotros situados en la frontera esto era un acción natural, en segundo lugar veíamos como algunas personas trataban de sacarle la vuelta a esta política estructurando sus operaciones y en tercer lugar veíamos como se incrementaban los intentos por hacer operaciones con dinero producto de actividades ilícitas.

El 14 de mayo del año 2004, la Secretaria de Hacienda publicó en el Diario Oficial de la Federación las disposiciones para regular a través del SAT a los centros cambiarios, en las cuales se pide entre otras cosas desarrollar políticas para prevenir el lavado de dinero, tomar conocimiento del cliente y de su perfil transaccional en operaciones a partir de tres mil dólares, a raíz de estas medidas complementamos nuestras políticas en la materia y decidimos mantener nuestro programa de conocimiento del cliente a partir de mil dólares, para evitar al máximo la estructuración, la evasión a estas políticas y disuadir a que se traten de realizar en nuestras ventanillas operaciones con dinero producto de actividades ilícitas.

Implementar estas políticas a requerido por una parte trabajar muy de cerca con nuestros colaboradores en capacitación y concientización, para ello en las reuniones de trabajo intercambiamos experiencias y desarrollamos acciones correctivas mejorando así nuestros sistemas. Por otra parte la tecnología ha jugado un papel muy importante con sistemas modernos de comunicaciones y de cómputo, que nos permiten tener la información en tiempo real, con niveles de acceso apropiados y candados que impiden que se realicen operaciones fuera del alcance de nuestras políticas, o que se haga mal uso de la información.

A pesar de tener ya varios años con estos programas, este año no ha sido fácil, hemos encontrado resistencia en el cliente para ser identificado y en la mayoría de estos casos la causa principal es la opacidad del cliente en materia fiscal, esto nos ha traído una disminución en el volumen de operaciones y en la rentabilidad de la empresa, sumado a esto hemos visto un incremento en los intentos por realizar operaciones con recursos de dudosa procedencia, no es fácil dejar de hacer operaciones con algún cliente que no acepta dar a conocer su identidad o actividad económica, sobre todo cuando aún existen lugares que como ellos dicen “no piden nada”, más sin embargo, esto no será motivo para dar marcha atrás.

Pareciera que esto nos ha perjudicado, más sin embargo, no lo vemos así ya que el estar más en contacto con el Cliente nos ha hecho descubrir diversas necesidades aun no satisfechas, esto nos ha llevado a incursionar en nuevas áreas de negocios relacionadas con nuestra actividad principal. Así mismo el contar con una base de datos de clientes ha traído un doble beneficio para ambas partes ya que podemos con mayor facilidad hacer aclaraciones y recompensar a nuestros clientes fieles con programas de premiación.
Afortunadamente la mayoría son clientes que actúan con transparencia y honestidad y a ellos nos debemos, sabemos que con el tiempo consolidaremos una base de buenos clientes y ellos saben que pueden confiar en nosotros, porque así lo estamos demostrando.

En medidas anticorrupción Agencia de Cambio D'CUCO tiene una política que prohíbe los pagos indebidos en todas sus actividades, tanto con gobiernos como con el sector privado, así eliminamos los costos ocultos derivados de estas actividades y al cumplir con nuestras obligaciones fiscales mantenemos una empresa transparente y bien administrada, enviando a nuestros clientes y proveedores señales de que en nuestra empresa solo hay un camino.

Por otro lado no podemos desligar al ser humano de estas medidas, por lo que en el área laboral…
Hemos revisado los contratos individuales, así como el Reglamento Interior de Trabajo para que estén acordes a los lineamientos y como resultado de la implementación del programa de Responsabilidad Social e Integridad elaboramos el Código de Conducta.
Asumimos nuestra responsabilidad como patrones al otorgar una remuneración justa a nuestros colaboradores, en nuestra empresa el salario más bajo que existe equivale a tres veces el salario mínimo.
Incorporamos a los planes de prestaciones el reconocimiento de la antigüedad de los colaboradores en dos renglones, incrementando el número de días de aguinaldo y el porcentaje de la prima vacacional con cada año de servicio.
Establecimos premios de puntualidad, asistencia y productividad como reconocimiento a la dedicación de nuestros colaboradores.
Otorgamos becas a nuestros colaboradores para sus estudios universitarios, uno de ellos ya término la carrera de contaduría publica.
Rediseñamos nuestros horarios laborales y la programación de vacaciones a fin de obtener un óptimo desempeño laboral, al mismo tiempo se fomenta la unidad en sus familias.

Ampliamos nuestros programas de capacitación para maximizar el potencial de cada persona y fomentar las competencias laborales. Todo esto ha propiciado un mejor ambiente de trabajo, hemos visto como nuestros colaboradores se han identificado y han hecho suyos los objetivos de la empresa, no tenemos problemas de ausentismo ni de rotación de personal; mantenemos periódicamente reuniones con ellos y durante la etapa de implementación fue en estas reuniones de donde emanaron nuestra misión, visión y los demás documentos que rigen nuestro trabajo diario.

Find more about Weather in Weslaco, TX